Día del niño 2005: Marti, Mari, Ale, Pablo, Tin, Chipi, Tommy, Pancho, Mile, Agus y Maru

lunes, 2 de agosto de 2010

PRIMADA DE INVIERNO


"LA BANDA BOCHINCHERA"
Tomás (batería y arreglos musicales) Victoria (guitarra y caprichos) Facu y Santi (coros)
Plomo: Joaquín

Ordenando el living-campamento




La consigna era clara: pasarla bien. Para despedir las vacaciones de invierno y sumando a la tradición familiar una nueva fecha de encuentro, la tía Marti convocó a una primada con fecha 30 de julio. Piyamas incluídos.
La convocatoria fue bien recibida y hubo tiempo para todo: banda bochinchera, taller de arte, Cine club, chocotorta y desfile a la medianoche.
Facu y Santi se quedaron con las ganas de traer el piyama, tanto que arreglaron con su niñera para que se pegue el faltazo al otro día, así a su mami no le quedara otra que volverlos a traer a la festichola. Picarones.
La anfitriona Victoria fue la única que se mostró por momentos fastidiosa, no sabemos si por cansancio o por invasión de cancha pero también supo disfrutar de los juegos de rol, sobre todo el de ser la “mamá y papá que van al supermercado” con su primo Toto, que si bien demostraba cierta indiferencia no dudó al momento de pagar con tarjeta. Un matrimonio lúdico que se las trae.
Tomás se aseguró el puesto de baterista en la banda y el pequeño Joaquín el de plomo ya que era el encargado de revolear todos los instrumentos que Toto ordenaba una y otra vez. Los mellizos ganaron en la categoría cantantes.

Francisco se dedicó a las actividades plásticas y leyó entusiasmado historias de detectives y ladrones. Los varones fueron, hay que decirlo, muy prolijos a la hora de ordenar sus cosas para ir a dormir y fueron los únicos que se lavaron los dientes.
Maru, Mile y Agus aprovecharon una vez más para cuchichear cosas de chicas y eligieron una película romántica para ver antes de dormir. Luego protagonizaron el Desfile de piyamas, como cierre a la medianoche y armaron campamento en el living. Al día siguiente colaboraron con el orden de la casa y fueron de ayuda invalorable en el cuidado y entretenimiento de los menores. Pasadas las 24 hs. a Maru y Agus se les notó apenas el cansancio y a pesar de haber pasado un día genial huyeron raudamente ni bien escucharon los pasos de su madre.

Como regalo, Joaquín durmió toda la noche (con su papá en la cama matrimonial) mientras su madre deambulaba de aquí para allá, supervisando a los invitados y buscando un rinconcito para tirarse a dormir. Probó en el living, como una prima más, pero al darse cuenta que ya no estaba para esos trotes, no dudó en acurrucarse en la cuna del pequeño, único colchón disponible y muy tentador aquella noche. No hay fotos pero dicen que durmió como un angelito.


Facu y Joaco se llevaron de souvenir un par de grados de fiebre pero ¡Quien les quita lo bailado!

La primada fue un éxito. Todo lindo. Puro corazón. Al verlos jugar y ser ellos mismos tan libremente me queda el sabor de verlos felices y un claro sentimiento de que “no podrían estar mejor”.

¡Hasta el año que viene!











video

sábado, 31 de julio de 2010

ESTO ERA MIO

Mi primera bicicleta me la compré a los 22 años. No es que antes no hubiera tenido una, al contrario, tuve unas cuantas pero siempre heredadas. La verde, la roja, la celeste y hasta la gris de carrera que me acompañó en tantas aventuras, antes habían sido piloteadas por alguno de mis hermanos mayores. Cosas de familia numerosa. Seguramente hay más ejemplos, éste fue para mí siempre el más destacado.

Ahora que tenemos hijos el círculo de las herencias entre hermanos continúa y se multiplica y es para mí una de las mayores ventajas de ser la cuarta, ya que mis hermanas mayores y mi gran cuñada nos han sabido proveer generosamente de casi todo lo necesario (y más) para una crianza feliz . Así mis hijos y yo supimos disfrutar desde las cosas prácticas como sabanitas, mamaderas y toallas, hasta la ropita más delicada y ni hablar de los juguetes que cada tanto se renuevan como por arte de magia.

Y de esa magia es que surge este comentario porque más allá del aspecto material (que sin duda suma a la hora de hablar de ahorros) me encantan las reacciones que se generan entre los primos más grandes cuando notan que algo que ellos usaron está siendo la realidad cotidiana de sus primos menores. A veces es sorpresa o alegría, a veces se les nota melancolía por lo que creían perdido y hasta cierto recelo de que eso ya no esté en su poder.

Esa es la sensación que me quedó en estos (casi dos) días que anduvieron correteando y revolviendo un poco mi casa, donde viven las cosas de Victoria y Joaquín. Cada tanto se escuchaba un “Uy esto era mío” o “Ese era el que más me gustaba” o el más convincente y gracioso “Yo le digo a mi mamá que no regale mis cosas pero ella las regala igual”.

Sirva este comentario como agradecimiento y valoración de las cosas recibidas y como rescate emotivo de la gran familia que supimos construir. Mis niños y yo nos estamos ocupando de disfrutarlas, casi tanto como mis bicis.

sábado, 10 de abril de 2010

UNA DE COWBOYS...



Navidad 2009

DIA DE PRIMOS 2009

Diciembre 2009 - Museo de Ciencias

jueves, 30 de julio de 2009

ESPERANDO A JOAQUIN





El jueves 30 de julio, Victoria organizó una primada en su casa, para que la espera se nos haga más llevadera.Las primas mayores arrancaron desde la noche anterior quedándose a dormir en la cama matrimonial de los Terri. (El matrimonio vaya a saber uno dónde durmió). Las niñas desayunaron en la cama y al mediodía se sumó el primo Toto que llegó muy entusiasmado a comer los fideos con crema. Al mejor estilo Mirta Legrand, la pequeña Terri presidió la mesa alentando a sus comensales a repetir otro plato. Tomás fue el encargado de recordarnos que faltaban los Maceiras y quedó claro que todos los extrañaban (la producción promete para la próxima vez solucionar el tema logístico o le pediremos a su niñera Lisa que los traiga en un remise).

Luego del almuerzo, fue el turno de armar la pista de autos, jugar al supermercado y corretear por la casa. Más tarde, llegó el momento de ir a la plaza donde los pequeños dejaron un poco de su energía en las hamacas y pasearon en pata pata. Al grito de ¡Ahora a casa a tomar la leche! la tropa regresó sin mucha resistencia ya que sabían perfectamente que los esperaba una irresistible chocotorta que Victoria preparó para la ocasión. Dos porciones por cabeza, y con la panza llena se relajaron en el sillón a disfrutar de una peli y siguieron jugando vaya a saber una a qué, porque a esta altura de la tarde yo ya estaba en mi cama descansando y cóntandole a Joaquín todo lo que se estaba perdiendo acá afuera.

A ver si el pequeñito se anima a salir de una vez por todas.




























martes, 30 de diciembre de 2008

DÍA DE PRIMOS 2008

Diciembre 2008 - Temaikén - El Aduar


martes, 12 de febrero de 2008

DOS DUENDES RECIENVENIDOS


Les presentamos a Facundo y Santiago Buhler, los nuevos integrantes de la Tribu, que llegaron el 22 de enero a este mundo, para agrandar la familia por partida doble. Bienvenidos!